11 de noviembre de 2016

Impresiones con Magica, una adictiva maravilla arcade para Amstrad CPC

El pasado día cuatro de noviembre, Juan J. Martínez, aka Reidrac, nos presentaba su cuarta y más ambiciosa creación para Amstrad CPC hasta la fecha. Se trata de Magica, un juego que conocemos bien, pues personalmente he participado en el equipo de testeo antes de su lanzamiento. Tras más de medio centenar de partidas jugadas, éstas son nuestras impresiones con Magica para Amstrad CPC.
Lo primero que nos llama la atención de Magica es la exquisitez de su acabado y la profusión de detalles alrededor del juego. Sorprende saber que Magica cuenta con cincuenta niveles diferentes y, a pesar de ello y de sus numerosos detallitos, cabe en los 64 KB de memoria del Amstrad CPC 464, haciendo que el juego sea compatible con la serie CPC entera. Prácticamente están cubiertos todos los elementos que ayudan a dar sensación de redondez y acabado a un juego de principio a fin.

Una pantalla de carga a la altura del juego

Empecemos por el principio; una espectacular pantalla de carga, obra de la artista noruega Vanja Utne, nos da la bienvenida al juego en lo que es toda una declaración de intenciones: el juego respira calidad por los cuatro costados. Tras la pantalla de carga el juego da paso a una pequeña intro en la que podemos apreciar a uno de los enemigos robando las pociones de nuestro laboratorio, dándonos una pista del objetivo del juego y proporcionando el correspondiente marco argumental para ponernos en situación y, por qué no, proporcionarnos la excusa que justifique el modo de jugar.

De ésta te acuerdas...

Magica es un juego que respira espíritu arcade por los cuatro costados, heredero de una larga tradición de arcades de una sola pantalla por nivel en los que teníamos que acabar con todos los enemigos para pasar al siguiente. Así, podremos apreciar detalles que nos recuerdan  a clásicos como Bubble Bobble o Snow Bros., con su mecánica de aturdir primero a los enemigos y posteriormente rematarlos, pero con elementos diferenciadores que hacen de Magica un juego con entidad y sabor propios.

Acaba con todos los enemigos para pasar al siguiente nivel

A nivel gráfico, Magica saca un muy buen partido del Mode 0 del Amstrad CPC, dotando de colorido al juego. Cada enemigo, cada elemento, cada personaje, son perfectamente reconocibles y ricos en detalles, algo meritorio si tenemos en cuenta que la definición del Mode 0 no es precisamente su punto fuerte. Basta con echar una ojeada a los diferentes enemigos para apreciar detalles, como los cascabeles en el gorro de los bufones, las alas de las hadas o las barbas de los magos. Un trabajo de diseño de personajes nada desdeñable y muy bien logrado.

Aturde a tus enemigos y lánzalos contra los demás

Los escenarios son variados. Vamos a encontrarnos con cincuenta diferentes y ante tal número es normal que algunos nos gusten más y otros menos, pero en general el trabajo en el diseño de niveles es bastante bueno, punto fuerte de la casa. A medida que avanza el juego vamos a llevarnos más de un disgusto en las primeras partidas con el tiempo, y es que sólo contamos con 50 segundos para acabar con todos los enemigos, recoger todas las pociones que dejan a su camino, y encontrar la puerta de salida. En más de una ocasión, al enfrentarnos por primera vez a un nivel, vamos a pagar la novatada de tener que analizar la mejor manera de atacar el nivel, perdiendo una vida en el intento. Nadie dijo que los juegos estuvieran diseñados para terminarse en la primera partida, ¿verdad?

Al acabar con los enemigos devuelven las pociones robadas. ¡Acaba con todos!

A nivel técnico es una verdadera gozada jugar a Magica, sobre todo en una máquina real. El juego no se ralentiza a pesar de mostrar numerosos enemigos en pantalla simultáneamente. El control de nuestra protagonista es muy bueno y responde a las mil maravillas, nunca dejando la sensación de que hemos perdido una vida injustamente porque el control no ha respondido como cabía esperar.

Según avanzamos encontramos más enemigos y más variados

El sonido también está a la altura, con efectos sonoros indicando diferentes eventos, desde la obtención de una vida extra -cada 10.000 puntos- a la cuenta atrás cuando nos quedan menos de 10 segundos de tiempo disponible. Magica cuenta además con melodía durante el juego, melodía de Game Over y melodía en el menú de pantalla, cubriendo todos los aspectos sonoros que el juego necesita. Y, repetimos, ¡en sólo 64 KB!

Tras recoger todas las pociones se abre la puerta al siguiente nivel

El último punto fuerte a destacar de Magica es la IA de los diferentes enemigos que nos encontraremos a lo largo del juego. Desde un principio vamos a encontrarnos con un set de enemigos que se irán repitiendo en la mayoría de niveles, para ir descubriendo nuevos enemigos a medida que avanzamos. Cada enemigo cuenta con una IA propia que le hace comportarse de una manera determinada, muy lejos de simples enemigos que repiten siempre el mismo patrón. Es precisamente la IA de los enemigos la que añade un componente extra de emoción al juego, resultando en un alto grado de adicción. Dificilmente vamos a conformarnos con una única partida a Magica, una vez metidos en harina, salvo que el tiempo nos impida seguir jugando.

Cada ciertos niveles vamos a encontrar enemigos nuevos

Por si esto fuera poco, Magica cuenta con dos finales diferentes, según las acciones que hayamos realizado durante el juego. Habrá quien eche de menos jefes finales cada ciertos niveles, y detalles de ese estilo, pero nada más se le puede pedir a un juego de 64 KB, sino todo lo contrario; estamos ante uno de los mejores trabajos de los últimos años a nivel de jugabilidad, diversión y adicción; muy por encima de muchas creaciones comerciales de la época. Sin duda, Magica es un imprescindible para todos los propietarios de un Amstrad CPC.


Descarga gratuitamente Magica desde la web de su autor

No hay comentarios:

Publicar un comentario